VEU DELS EQUIPS: ¿Cómo llegamos a Equips?

Publicado en: Newsletter | 0

Buena pregunta y larga respuesta.
A veces, cuando la vida se nos complica algo, con excesiva velocidad tendemos a pensar que nuestro pequeño e insignificante mundo se nos desmorona. En esos momentos nos invade el desasosiego, pensamos que la luz se desvanece, que las fuerzas nos fallan y no siempre somos capaces de discernir que esa voz interna que nos habla, que nos pone en alerta sobre nuestra forma de vivir, no es nuestra voz, sino la del Señor, que nos sienta, nos habla y nos invita a parar, pensar y reflexionar.

Esa vivencia ha sido la nuestra, pero estamos seguros que la dureza de la pandemia nos ha tocado a todos, y por suerte, en nuestro caso, como en el de muchos, se ha transformado en una oportunidad para reconducir nuestro futuro y acercarnos más a Dios.

Sentíamos la necesidad de compartir la fe entre nosotros, de vivirla juntos, de hacerla más presente en la pareja, tal y como la vimos claramente en los ojos y la sonrisa de un matrimonio que se sentó delante nuestro en la misa de un domingo de septiembre en la Iglesia de Santa Clotilde de París. Esa mirada de paz, de serenidad que irradiaban ambos cónyuges, esa complicidad de amor y bondad, fruto de años de convivencia desvelada por sus cabezas plateadas, nos impresionó.

Así que decidimos contactar con un amigo del que sabíamos pertenecía a un grupo que promovía la vivencia de la fe vivida en la pareja y con las parejas. De esta forma llegamos, con poca información, pero mucha ilusión a los Equipos de Nuestra Señora.

Nuestro amigo nos puso inmediatamente en contacto con los responsables de Barcelona. El primer contacto fue telefónico, los siguientes por WhatsApp y la primera entrevista, para conocernos, por Zoom.

Pensaréis que fue frío, ¿verdad? Pues no. Desde el primer momento todo fue fácil, amable, sincero y tierno, a pesar de las dificultades añadidas. Agustín y Victoria nos recibieron por medio de la pantalla, pero con los brazos abiertos, con una gran sonrisa. Sentíamos el mismo calor que si los hubiésemos tenido físicamente al lado. Nos anunciaron que en un par de días tendríamos una reunión de Equip y nos mandarían las claves para unirnos. Así lo hicieron y así nos unimos. Conocimos por medio de la pantalla a todos los matrimonios integrantes del que es hoy nuestro Equip y la sensación se repitió: cercanía, cariño, cordialidad, comprensión, ayuda, interés… Finalmente, a mediados de mayo, en Cataluña se relajaron las medidas anticovid y ello nos permitió encontrarnos presencialmente. Por fin, sin las pantallas interpuestas. Fue genial. La fe vivida en las parejas y esa mirada que nos impresionó en Santa Clotilde reflejada en nuestros rostros.

Este fin de semana volvemos a encontrarnos. Seguramente no podremos asistir por motivos familiares, pero este hecho no evitará que estemos con ellos de otra forma.

Vivir la fe activamente, compartirla con nuestros semejantes nos da la luz, la fuerza y nos une en esa gran familia que somos los creyentes.

Mercedes Cuyás y Abel Andrade
EMD Barcelona 178

Dejar un comentario

 

Información sobre protección de datos

Responsable: EMD CATALUNYA I MENORCA

Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Información adicional: Más información en nuestra Política de privacidad.